MUNICIPIOS SON FOCOS ROJOS PARA AUDITORÍA

MUNICIPIOS SON FOCOS ROJOS PARA AUDITORÍA

Son los que acumulan la mayoría de las observaciones; en gran parte debido al desconocimiento de los procesos en el manejo de los recursos del sector público.

DAVID MEDRANO
Los municipios son los focos rojos, al momento de la fiscalización, es en ellos donde la mayoría de las ocasiones, quedan concentradas las observaciones administrativas y financieras.
Las fallas la mayoría de las ocasiones, están relacionadas a un desconocimiento en los procesos adecuados, para el manejo de los recursos públicos. Pero también a que la mayoría de los ayuntamientos de SLP, no disponen de personal entrenado para esas funciones. Y el existente, por cuestiones políticas, es relevado cada tres años.
Empero, Rocío Cervantes, titular de la Auditoría Superior del Estado, confía en que con el nuevo marco jurídico vigente, las experiencias pasadas, permitirán que las administraciones municipales que inician funciones en octubre, no incurran en las mismas fallas.
A poco más de un año de la convulsión que hubo en la ASE y en el Congreso local, derivado de un tráfico de influencias evidenciado, Cervantes sin embargo, cree que hay nuevas herramientas legales, e instrumentos, para combatir la corrupción. 

A poco más de un año de la convulsión en la ASE y Congreso, ¿cuál es el panorama?Para empezar tenemos ahora un nuevo marco jurídico, impulsamos la consolidación de una nueva ley, adaptada ya, muy en sintonía con el marco nacional.Con el Sistema Nacional de Fiscalización se adaptó mucho, todo lo que es la Ley de Fiscalización anterior, con la más actual, con eso ya hubo un cambio en nuestros manuales y procedimientos, ahora tenemos un marco jurídico más concreto, acorde al combate a la corrupción.Además hemos fortalecido mucho, nuestros procesos internos para realizar un trabajo interno de más calidad, con mas responsabilidad, conforme lo marca la Ley.
¿Se hizo necesaria una purga interna en la ASE?Pues más que eso, cambiar los procedimientos, porque a final de cuentas, todo lo que surgió, fue por una falta de control interno que teníamos, por eso fueron fortalecidos, para tener un control más específico en alguna cosas.Ahora todos los procesos de auditoría son llevados de acuerdo lo que se tiene que hacer, según los manuales de procedimiento que ya tenemos.
¿Con esto ya se extingue la posibilidad de que pueda repetirse ese tipo de incidentes?Ya es muy poco probable que suceda, porque nosotros ahora ya estamos desvinculados, para el trabajo, la misma Ley ya nos marca como un ente autónomo, técnico.Entonces ahora nuestro trabajo lo hacemos de manera autónoma e independiente a los demás entes, ya no hay ninguna intervención de otro tipo, y hemos fortalecido mucho eso en el marco legal.
Por experiencias pasadas, parecía que el interés político, sí influía…Sí, pudo prevalecer, pero eso es algo que se tiene que cuidar mucho, y eso es lo que se fortaleció ahora con el cambio de la Ley, para que nosotros, nuestro trabajo sea independiente a lo que puedan decir o hacer, los actores políticos.Nosotros somos independientes a eso, y hacemos el trabajo conforme al marco legal, la Ley y los manuales de procedimiento, y al Sistema Nacional Anticorrupción.Al final quedamos desvinculados de lo que es la política.
Pese a todo, año con año, brotan observaciones, ¿porqué ocurre?Yo lo veo mucho en los municipios, es un cambio cada tres años, muy fuerte, lo que dura la administración municipal. Lo que sucede es que a veces el personal no está capacitado debidamente, para llevar a cabo la administración de recursos, como lo marcan ahora las leyes, ahora exigen un nivel de profesionalización más alto.La Ley General de Contabilidad, la de Responsabilidad Hacendaria, Disciplina Financiera, en ellas se demanda un conocimiento muy técnico, especializado y lo que pasa es que algunos municipios, es muy difícil que las personas puedan tener ese nivel de conocimiento.Eso provoca que caigan o incurran en omisiones, faltas, pero que ni ellos mismos se dan cuenta, porque no están preparados, y cuando ya lo están, ya concluyó su periodo. Esa situación es muy complicada, porque no hay una continuidad, en los planes, proyectos. Cuando llegan los alcaldes electos, bajo otro partido político, pues casi toda la gente sale, incluso la de carácter operativo, lo que perjudica los procesos de los ayuntamientos, porque es volver a empezar, es volverlos a capacitar, entonces, en ese trayecto, son susceptibles de cometer muchos errores o faltas, por omisión o desconocimiento.
¿Dolo?También puede ser que en ocasiones esté el dolo, pero yo veo que en los municipios, donde vemos focos rojos, es la falta de capacitación de los funcionarios, a pesar que se exige un título profesional, una cédula, porque incluso esos profesionistas, no tienen esa capacidad.
¿Podría pensarse que fallan las contralorías internas municipales?También en ellas se observa una falta de capacitación, hemos visto que en en los municipios, las Contralorías Internas, son unipersonales, es decir, el trabajo lo realiza una sola persona, cuando la Ley General de Responsabilidades, la que maneja todo el actuar y los procesos de sanción de los servidores públicos, marca lo contrario.En ella se indica que las contralorías, deben estar integradas por tres áreas: la investigadora, la substanciadora y la que define.No ocurre así, porque primero, no hay gente, para ayudar al contralor, y segundo, no hay dinero.
Por las mismas condiciones, a veces, de los municipios…Exactamente. Lo que es muy complicado.Al momento en que nosotros les mandamos a veces, una promoción de responsabilidad, nos encontramos con que no tienen el conocimiento para hacerlo, ni el personal que les ayude, para que les haga la investigación y substanciación. 
Hay nuevas reglas, difusión, leyes, ¿se puede esperar que en las siguientes administraciones municipales, disminuyan las observaciones, actos indebidos?Es algo que esperamos que se pueda lograr, por eso insistimos en la capacitación, pero influye también la actitud y comportamiento de las personas. Pero buscamos que mínimo no sea por desconocimiento de las leyes, sino que sepan bien qué tiene que hacer, cómo hacerlo, y que al final vean que el mejor manejo de los recursos, repercute para bien de ellos y de los potosinos. 
Ahora se tiene este nuevo instrumento, el Sistema Estatal Anticorrupción ¿ayuda?Sí ayuda, al final estamos inmersos en el Sistema Nacional y que derivó en el Estatal, a nosotros, por ejemplo, como autoridades fiscalizadoras, todos los entes que participamos, nos permitió ponernos de acuerdo en cómo hacerlo, tener los mismos criterios, políticas, compartir experiencias, o coordinarnos en la fiscalización.Eso ayuda, nos permite tener un mapa de fiscalización más grande.
¿Pero no parece que se burocratiza más la fiscalización?No, porque hay ahora una comunicación establecida, antes legalmente no había manera de hacerlo, ahora sí, era solo de buena fe, pero ahora tenemos una estructura legal, para compartir prácticas, afinar nuestro trabajo y evitar la duplicidad.Porque antes, un mismo municipio era revisado por la Contraloría Estatal, la Auditoría Superior Federal, la Función Pública, y el mismo ente interno.En esa manera, un solo recurso, era revisado por todos esos entes, ahora lo que hacemos es que nos ponemos de acuerdo, y un ente revisa un recurso, otra entidad, otro, y así de manera coordinada, para evitar duplicidad de trabajo, de funciones.Eso evita que un municipio, desahogue observaciones de cinco entes, a un mismo recurso, lo que era muy complicado.
A este paso parecería que va costar 10 pesos, fiscalizar uno solo…La verdad es que eso es algo que tratamos de ver, y coordinarnos, desde el nivel federal al local, incluso con las mismas contralorías municipales, para saber qué es lo que vamos a revisar, compartir nuestros resultados, ver en dónde están los focos rojos, y poder avocarnos a lo que no se revisa, y no incurrir en duplicidades.

DE VIVA VOZLo que sucede es que a veces el personal no está capacitado debidamente, para llevar a cabo la administración de recursos, como lo marcan ahora las leyes, ahora exigen un nivel de profesionalización más alto.
Rocío Cervantes Salgadoauditora superior de la ASE.