Regidores intentaron aprobarse un “bono de Marcha” de hasta 300 mil pesos

Asimismo rechazaron el dictamen que desaparecía el Instituto Municipal de Planeación por lo que finalmente quedó heredado a la administración entrante.

Pepe Alemán

En la última sesión extraordinaria de la administración saliente del Ayuntamiento de la capital, regidores intentaron aprobarse un “bono de Marcha” de hasta 300 mil pesos, sin embargo finalmente fue votado en contra, aunque con acusaciones de que el irregular pago de fin de trienio lo recibirán de manera oculta; asimismo rechazaron el dictamen que desaparecía el Instituto Municipal de Planeación (Implan), por lo que finalmente quedó firme y heredado a la administración entrante de Xavier Nava Palacios.
Desde muy temprano, antes de iniciar la sesión abrió fuego el presidente municipal, Ricardo Gallardo Juárez quien acusó a los regidores de todas las fracciones de autorizarse un auto pago de fin de administración que pudiera ser de entre 250 mil y 300 mil pesos, “no estoy de acuerdo porque siempre mi administración fue muy austera, a eso venimos a servir y por qué tenemos que llevarnos un premio de bono de marcha cuando muchas veces estuvimos en contra de lo que se hacía”, apuntó.
La sesión extraordinaria se llevó a cabo a puerta cerrada y al salir los regidores informaron que por mayoría fue votado en contra, “el acuerdo venía hecho por todos los miembros del Cabildo, pero obviamente aquí en el consenso con los compañeros se llegó a la resolución de irnos en contra”, manifestó el regidor panista, Enrique González Hernández.
Sin embargo el ex regidor gallardista y luego independiente, Isaac Ramos Hernández prendió la mecha al acusar a sus compañeros regidores de que, a pesar de que votaron en contra, acordaron con la Presidencia Municipal de recibir ese bono de marcha en lo obscurito y por debajo de la mesa, al margen de sus prestaciones de ley, acusó a las regidoras del PAN, María Teresa del Niño Jesús Muriel Pons, suplente de Marcela Zapata Suárez del Real, quien no asistió y Laura Gama Basarte, quien llegó tarde a las sesiones, de estar atrás del acuerdo irregular que beneficiaría sólo a algunos ediles.
Al respecto, Gama Basarte rechazó la acusación y retó a su compañero de Cabildo a que le demostrara las acusaciones, pero reveló que no votó en contra de auto asignarse el bono de marcha sino que se abstuvo.
Los regidores capitalinos también votaron en contra del dictamen que proponía desaparecer el Instituto Municipal de Planeación (Implan). Al respecto, el presidente municipal, Ricardo Gallardo Juárez acusó que “hay gente interesada para que esto no funcione para poder dar permisos en San Juan de Guadalupe que es done se van a desarrollar, son grandes los intereses que se tienen y como en el Implan todo eso no está permitido, como la minera, entonces no quieren que el Implan continúe”, expresó.
Por su parte, el regidor Ramos Hernández señaló que la intención de eliminar en Cabildo de rechazar el dictamen de eliminar el Implan fue para detener el proceso en el Congreso del Estado donde los gallardistas pretenden ampliar el margen de acción del organismo.
Durante la sesión extraordinaria, también fue rechazada la solicitud de Jubilación del coordinador de Recursos Humanos, Gildardo Castañeda Moreno, quien la había solicitado por cuestiones de “estres”, pero desde la Comisión edilicia respectiva el dictamen venía negativo.
Antes, durante la sesión ordinaria, por unanimidad de votos de los 14 integrantes del cabildo presentes, se autorizó la solicitud del presidente municipal electo, Xavier Nava Palacios, de cambiar la sede a la Plaza de Armas para que el lunes se lleve a cabo la Sesión Solemne de Instalación de la nueva administración municipal. También le autorizaron que las ciudadanas Gloria María Vargas y Brenda Islas Farías, sean las moderadoras en el evento protocolario del lunes.